Cuatro equipos en busca de un título

Ordizia, Aviron Bayonnais, Biarritz y Anglet se jugarán el Eurobasque
Rugby Challenge en Altamira este sábado

A las 12:00 horas se enfrentarán Aviron y Biarritz, en directo por
ETB, y a las 16:00 jugarán Ordizia y Anglet


Una vez decidida la fórmula para buscar el ganador más justo posible,
siguiendo el reglamento de la Federación Vasca de rugby, el Euro
Basque Rugby Challenge, la competición transfronteriza que cuenta con
el apoyo de Nouvelle Aquitaine, Gobierno Vasco y Gobierno de Navarra,
además de la organización de C.D 64, Federación Vasca y la Federación
Navarra se decidirá este sábado, día 7, en el campo de Altamira.
La competición ha contado con la presencia  de siete clubes, Ordizia,
Getxo, Bera Bera, Hernani, Anglet, Aviron Bayonnais y Biarritz
Olympique que han jugado divididos en dos grupos, de los que han
salido los cuatro equipos que optan al título.
A las 12:00, en el campo de Altamira, de Ordizia, jugarán Aviron
Bayonnais y Biarritz Olypique, mientras que a las 16:00, en el mismo
escenario, se enfrentarán Ordizia y Anglet.
Cuando terminen los dos encuentros se conocerá el ganador, una vez
computados los resultados no sólo de esas finales sino de toda la
competición.

Un clásico en Iparralde

Aviron Bayonnais y Biarritz Olympique protagonizarán uno de esos
enfrentamientos que consiguen que los aficionados vibren con el rugby.
Rivales acérrimos en todas las categorías del rugby francés, el
enfrentamiento se traslada ahora a Hegoalde, en el partido de
Altamira, que mostrará a dos quinces que se han puesto de acuerdo a la
hora de contar con jugadores profesionales en sus alineaciones.
Cuatro jugadores de sus primeros equipos que no entren en las
convocatorias de los quinces de Top 14 y Pro 2 estarán en Altamira
junto a todas las promesas de los dos centros de formación.
Biarritz ya alineó a jugadores de primer equipo frente a Ordizia, Ximu
Lucu y Brandon, entre otros, junto a promesas como el número ocho
Talagonia, el irlandés Scanel, que ha llegado este año de Munster, el
ala Lazzarotto, entre otros. Es un quince muy rápido en sus
transiciones de balón, con una buena línea de tres cuartos y una
delantera joven pero potente.
Aviron Bayonnais contará con otros cuatros profesionales, entre ellos
Jon Zabala y el chileno Aierza, más los componentes de su centro
formativo. En esta ocasión si sacarán sus jugadores del Pacífico, muy
densos físicamente, sobre todo sus delanteros. Tienen una buena
tercera línea, un aperura que maneja muy bien el balón y también son
rápidos.
Se puede decir que son dos bloques muy parejos que reunirán
experiencia y ganas de brillar en sus jóvenes. El escaparate frente a
los aficionados y las cámaras de televisión será una oportunidad
única. Mathieu Rourres y Jean Baptiste Lartigot, los responsables de
Biarritz y Baiona, en categorías formativas tendrán una nueva ocasión
de observar a sus jugadores en competición.

Ordizia, a una semana del inicio de la liga de División de Honor

Los jugadores de Iñigo Marotias se medirán a Anglet en su segundo
partido de esta temporada a una semana del inicio de la liga de la
División de Honor en Altamira  frente al Aparejadores de Burgos.
Han mantenido la base de la pasada temporada y se ha reforzado con un
pilier neozelandés, Joe Apikotoa, muy fuerte físicamente, mide 1.91 y
pesa 120 kilos, además de Anthony Matoto o el ala Lander Gómez.
Mantienen toda su columna vertebral de los últimos años con nombres
como los de Fernando López, Lasa, Alberdi, Iruarriz, Leauma, Siosua
Moala, Lescano, Cruz, Lander Mújica, los hermanos Goia o Englerbretch,
entre otros.
Es un grupo sólido con un quince inicial que puede hacer frente a
cualquier equipo.
Enfrente tendrá a Anglet, quizá el grupo más joven de los cuatro, que
está promocionando su magnífica cantera buscando con ello surtir de
jugadores al primer equipo, que compite en la Federal 1, una división
prácticamente profesional en muchos de sus componentes.
Anglet tiene seis jugadores a tiempo completo de muy buen nivel en su
primer equipo, en una zona plagada de clubes, que se nutren en muchos
casos de los jugadores de los centros de formación de Biarritz y
Baiona.
Con una masa de 600 jugadores buscan consolidar a muchos de ellos para
que puedan llegar al primer nivel. La juventud que tienen les
convierte en un grupo muy peligroso, aunque la experiencia de Ordizia
debe permitir al equipo anfitrión conseguir la victoria.
Un día de rugby muy importante para Hegoalde en una competición que
sería de de desear que perdurase en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *